La heroína de un video caliente detenida en Tetuán "Marruecos"

Arrestan a una mujer por aparecer en un vídeo sexual con velo islámico y túnica negra La fémina, de 29 años y madre soltera de dos hijos, fue presentada ante la Fiscalía de Tetuán acusada de "practicar sexo extramarital" y por "ultraje público al pudor"



 La policía marroquí arrestó y presentó  ante la Fiscalía a una mujer de Tetuán, en el noroeste de Marruecos, por aparecer en un vídeo de contenido sexual y que se ha hecho viral en los últimos días en las aplicaciones de comunicación instantánea. 
 Su abogado Mohamed el Hamidi informó de que la mujer, de 29 años de edad y madre soltera de dos hijos, fue arrestada y presentada ante la Fiscalía de Tetuán, que decidió procesarla el próximo jueves por "practicar sexo extramarital" y por "ultraje público al pudor". 
 Una de las razones que parece estar detrás de la "viralización" del vídeo es que la mujer aparece en el vídeo ataviada con el velo islámico y una túnica negra, prendas asociadas al pudor en la cultura musulmana. 
 Asimismo, el letrado lamentó que el ministerio público ha rechazado una petición de la defensa de juzgar a la joven en estado de libertad provisional. Durante el interrogatorio de la policía, la mujer confesó que el vídeo, aunque se haya hecho público ahora, fue grabado en el año 2015 por un hombre marroquí que reside en Holanda y con el que la joven aparece en el vídeo realizando una práctica sexual. 
 El otro protagonista del vídeo, en el extranjero Por otra parte, una fuente de seguridad informó de que los servicios de seguridad identificaron al hombre del vídeo, que se encuentra actualmente en el extranjero, e iniciaron una investigación judicial en su contra.
 Multa de hasta 45 euros El "ultraje público al pudor", que es el cargo más grave de los dos que se le imputan, está castigado por el Código Penal marroquí con penas de entre un mes y dos años de prisión y una multa de hasta 500 dirhams (45 euros). 
 Los hechos denunciados por las autoridades marroquíes han tenido un notorio impacto mediático dentro y fuera de las fronteras del reino alauí.


Fuente: https://elfarodeceuta.es/arrestan-mujer-video-sexual-velo-islamico/

Fatiha Lamsalak.

21 consejos eternos de Coco Chanel

21 consejos eternos de Coco Chanel: 50 años sin el icono feminista que coqueteó con el nazismo 



Aquí unas pinceladas biográficas sobre una genia con mal genio, una rebelde solitaria y una mercenaria ideológica que se arrimó al poder para hacer valer su talento.
 Lorena G. Maldonado @lorenagm7 Su madre era campesina; su padre, vendedor ambulante. Nació en el precariado, Gabrielle Chanel: nació sin estrella. 
Tanto que fue mal inscrita en el registro civil, bajo el apellido “Chasnel”. Una broma de mal gusto para empezar la vida. 
Nadie se molestó en cambiarlo: su madre estaba exhausta tras el parto y su padre andaba por ahí, por los mercados del mundo. Más tarde las monjas que la cuidaron la bautizarían como “Bonheur” -“Felicidad”-, aunque la suya fue una vida de amarguras trufada de mieles, esa dualidad esquizofrénica de las niñas talentosas que prometen tener éxito pero que a menudo fantasean con la muerte. Noticias relacionadas 'Dickinson' sigue siendo la serie más moderna de Apple TV+ en su temporada 2 Regreso al animal oscuro La nueva Sección Femenina Su padre se casó con su madre por dinero, tras dejarla embarazada -prácticamente, la familia de ella lo extorsionó-, y, cuando la esposa murió prematuramente por las hostias del trabajo perro, la tuberculosis y la insalubridad de sus partos, él dejó a sus hijos repartidos por varios orfanatos. Aunque Coco renegaría de sus orígenes -se inventó bastantes trolas sobre una presunta infancia burguesa-, fue en ese centro religioso donde aprendió a bordar a mano y a coser, lo que, en su caso, no la acabaría relegando a ser una sumisa ama de casa sino una diseñadora ecuménica. Trabajó como ayudante de sastre, ahorró en el cabaret local cantando tonadillas y, tras muchos baches económicos y varios sueños de gloria frustrados, se arrimó al ala del ricachón Étienne Balsan, oficial de caballería y heredero textil francés.
 Ahí asomó por fin la cabeza a la vida de lujo a la que aspiraba, empezó a epatar en las grandes fiestas con su belleza y su gracia y a mover contactos, hasta quedar fascinada por un colega -también millonario, cómo no- de Étienne, Arthur Edward ‘Boy’ Capel, quien también le financió los albores del negocio y las primeras tiendas, amén de instalarla en París.
 Lo cierto es que acabó amándole con locura y se dejó inspirar por su exquisitez creativamente, a pesar de que él jamás dejó de irse de picos pardos con unas y con otras. 
Nueve años de amor. De amor oficial, claro, porque luego él se casó con una aristócrata inglesa y ellos siguieron siendo amantes, incombustibles. La tragedia vino con su muerte en un accidente de coche. 
Ahí murió también, por vez primera, Coco Chanel. Fue por su luto que diseñó el llamado “pequeño vestido negro” que enseguida se convertiría en una prenda de moda sencilla, elegante y cómoda que todas las mujeres gozaban de usar. Comodidad y elegancia Ella apostaba por el confort, por la razón llevada al atuendo. 
Por el pantalón, por el jersey, por la chaqueta deportiva, por el tricot; a la vez que jugaba a lo loco con el sombrero vanguardista y el collar. Fue una diseñadora práctica y glamourosa a la vez, con lo difícil que es eso. 
Teorizó sobre la elegancia, que es una cualidad del espíritu. Dejó boquiabiertos a todos, también a sus múltiples amantes que acabaron siendo amigos, como el poeta Pierre Reverdy, el diseñador Paul Iribe o el duque Demetrio Románov. 
 Lo mismo financiaba Coco un periódico antirrepublicano y ultranacionalista que una revista radical izquierdista. Consumía morfina diariamente. 
Era una enorme adicta, una brillante sarcástica, una agudísima destructora. Se codeó con las élites británicas. 
Ella siempre necesitó amor, desde niña, pero acabó amasando un ego feroz que la protegía del mundo y construyendo un personaje temible, independiente y letal. Cuando le preguntaron por qué no había contraído matrimonio con el duque, por ejemplo, respondió: “Ha habido muchas duquesas de Westminster. 
Chanel hay una sola”. Arremetió contra Hollywood, que tildó de ser “la capital del mal gusto, vulgar”. 
Trabajó para el cine con sus diseños y empezó a caer su reputación, siendo ridiculizada por la crítica. 
Con la II Guerra Mundial, cerró todas sus tiendas excepto la boutique de la rue Cambon. 
Ahí salió a la luz que su severa educación religiosa mamada en el convento la habían convertido en antisemita y homófoba. 
 Coqueteo nazi Se juntó con los grandes generales nazis, residió en el Ritz durante la ocupación alemana y salió con el oficial Hans Gunther von Dincklage. Sus contactos le permitieron mantener el imperio casi a flote, especialmente gracias a su perfume Chanel nº 5. No obstante, esa afiliación la perseguiría para siempre y dañaría irremisiblemente su nombre y su imagen: lógico. 
 Cómo se fue la cosa de madre que terminó siendo acusada de ser agente nazi y denominada en los archivos como “facilitadora”. Tenía un número de espía. Fue investigada e interrogada, sin éxito. La liberaron a las tres horas. 
Más tarde se diría que Churchill había intercedido por ella.
 Un enigma, esta Chanel. 
 Otros la acusaban directamente de no mojarse, de ser una mercenaria, de juntarse siempre con el poder -dándole igual quién lo ostentara-.
 Se la tenía por una hembra inteligentísima, una máquina de hacer dinero, un as en los negocios y un ser medio malévolo, malhumorado, autoritario y oscuro. 
No sale viva, Coco, de su propia leyenda. Contra la minifalda y el relleno Esa guerra y su actitud en ella fue su segunda muerte civil. 
Dio igual que se enfrentase, después de la guerra, a Dior o Balenciaga, a toda esa “estética ilógica” de los diseñadores hombres; dio igual que arremetiese contra las “fajas en la cintura o los sujetadores con relleno”.
 Su feminismo ya no le valió de nada en Francia, aunque en EEUU y Reino Unido siguieron apoyándola. Otros compraron su trabajo porque casi resultaba una transgresión seguir avalándola: en Vogue, por ejemplo, la bautizaron como “la gran revolucionaria” o “la rebelde solitaria de la moda”.
 Ella seguía escupiendo contra la minifalda. Despreciaba las rodillas femeninas: decía que eran feas. 
Murió a los 87 años de un ataque al corazón en el hotel Ritz -su casa durante treinta años-, sola y aún trabajando, exhausta y enferma por su artrosis y su adicción a la morfina. Aquí algunas de sus frases más emblemáticas:
1. “Durante mi infancia solo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida; aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Solo el orgullo me salvó”. 2. “Si estás triste, ponte más pintalabios y ataca”.
 3. “La libertad siempre es elegante”. 
 4. “No hay mujeres feas, sino mujeres vagas”. 
 5. “Una mujer que se corta el pelo anuncia que está a punto de cambiar de hombre”.
 6. “Una mujer tiene la edad que se merece”. 
 7. “Sé cualquier cosa, excepto cutre”.
 8. “La arrogancia está en todo lo que hago. Está en mis gestos, en la dureza de mi voz, en el brillo de mi mirada, en mi rostro vigoroso, atormentado”.
 9. “Una mujer sin perfume es una mujer sin futuro (…) El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha”. 
 10. “La elegancia implica renuncia”. 
 11. “Yo puse de moda el negro. El negro arrasa con todo lo que hay a su alrededor (…) “Las mujeres piensan en todos los colores excepto la ausencia de los mismos. El negro lo tiene todo. Y también el blanco. Su belleza es absoluta. Representan la perfecta armonía”. 
 12. “Vístete hoy como si fueras a conocer a tu peor enemigo”. 
 13. “Si no está en las calles, no es moda. La moda tiene que ver con las ideas, con la forma en que vivimos, con lo que está sucediendo”. 
 14. “La moda pasa, el estilo permanece (…) La moda reivindica el derecho individual de valorar lo efímero”. 
 15. “El lujo debe ser cómodo, de lo contrario, no es lujo”. 
 16. “No sé por qué las mujeres se interesan por tener aquello que tienen los hombres, cuando una de las cosas que las mujeres tienen es a los hombres (…) Si sabes que los hombres son como niños, ya lo sabes todo (…) Las mujeres siempre han sido las fuertes. Los hombres las buscan como una almohada sobre la que apoyar su cabeza. Siempre anhelan a la madre que los tenían como niños”. 
 17. “La coquetería es el triunfo del espíritu sobre los sentidos”. 
 18. “Hay tiempo para trabajar, y hay tiempo para amar. A partir de ahí, no hay tiempo para nada más”.
 19. “No me importa lo que pienses de mí. Yo no pienso en ti en absoluto”. 
 20. “Una mujer no tiene que ser bella, tiene que creérselo”. 
 21. “Sólo vives una vez. Haz que sea divertido”.


Fuente:https://www.elespanol.com/mujer/actualidad/20210112/consejos-eternos-coco-chanel-sifeministacoqueteo/550446218_0.html

Fatiha Lamsalak.

EL Sueño roto de un migrantes

El sueño roto de Mor: migrar en patera en busca de una nueva vida y acabar pasando noches al raso en una ciudad congelada 
Mor, senegalés, llegó en patera a Canarias hace un año y vive en las calles de Madrid desde hace dos meses.
 


La borrasca Filomena le ha pillado sin hogar, sobrevive gracias al apoyo de compatriotas mientras continúa esperando una oportunidad: "Hace frío, pero eso es lo de menos" A las 22:45 horas, apenas se ve a nadie en las calles del barrio madrileño de Lavapiés. El hielo acumulado desde hace días y las temperaturas bajo cero mantienen a los vecinos en sus casas, pero Mor no para de caminar en plena noche por el centro de Madrid.
 Deambula por los estrechos recovecos libres de nieve, sortea los árboles caídos por el temporal y baja con fluidez cuestas resbaladizas a pesar de no llevar el calzado más apropiado para el gélido suelo de la capital. Pasea, solo pasea, sin un rumbo establecido. 
Busca engañar al frío. Sus pantalones de tela fina y estampado típico senegalés no se lo ponen fácil. Una capucha y dos gorros de lana, uno sobre otro, cubren su cabeza y orejas, pero sus manos desnudas ya empiezan a doler.
 Las frota y sigue caminando. Es su estrategia para evitar que las bajas temperaturas calen en su cuerpo tras el paso de la borrasca Filomena. 
"Y para no darle vueltas a la cabeza", añade Mor a elDiario.es durante su paseo nocturno. 
"Si me paro, hace más frío.
 Y también pienso más. Pienso en todo lo que quería conseguir aquí y lo que me he encontrado", dice el joven, que carece de un lugar donde vivir desde hace dos meses. 
Su nombre es ficticio, le da vergüenza que alguien pueda identificarlo. "Hace mucho frío, pero eso es lo de menos" Antes de embarcar hace un año en una patera desde las costas senegalesas con dirección a las Islas Canarias, nunca imaginó, cuenta, que sería tan difícil regularizarse.
 Ni que fuese tan complicado conseguir algún trabajo a pesar de estar sin papeles. Tampoco que acabaría dando vueltas solo en plena madrugada en un Madrid cubierto de hielo porque hace demasiado frío como para tumbarse a dormir en el suelo.
 "Hace mucho frío, pero eso es lo de menos. Hay gente que me pregunta cómo me puede ayudar, que si quiero una manta o algo caliente, pero no me gusta que me den cosas. Yo lo que quiero es tener papeles y trabajar", reflexiona mientras el vaho sale por su boca. Las bajas temperaturas acartonan sus piernas, pero ese no es el mayor de sus problemas.
 Llegó a Tenerife a finales de 2019, cuando ya se percibía un importante aumento de las llegadas de migrantes a Canarias. Entonces, los traslados a la península no estaban tan limitados como meses después. En dos semanas, tras pedir protección internacional, viajó a Madrid, donde fue acogido por Cruz Roja en un centro para solicitantes de asilo. Allí permaneció hasta el 15 de agosto, cuando la organización le comunicó que debía abandonar el centro tras el rechazo de su petición. 
Se quedaba en la calle y, explica, se fue a vivir a una casa okupa, junto a algunos compatriotas, hasta que la policía los expulsó. De un centro de acogida a la calle Hace cerca de dos meses, justo cuando empezaba el frío –el habitual en Madrid–, se quedó en la calle. Desde entonces, suele pasar las noches en algún punto del barrio de Lavapiés y, algunas noches, sube a casa de Modou a dormir unas horas.
 "No me gusta quedarme en una casa que no es mía, no quiero ayuda ni abusar. Voy alternando y, cuando duermo allí, subo tarde, de madrugada, cuando se vayan a dormir, para no molestar mucho tiempo", detalla el senegalés. También lo hace, de nuevo, para no pensar. 
"Si voy muy pronto, me meto en la habitación de mi amigo y no me duermo… y entonces mi cabeza no para", dice Mor. Esta noche dormirá bajo un techo, en casa de Modou. A las tres de la madrugada sube a la vivienda, se introduce en el cuarto de su compatriota y, tal y como está, se tumba en el suelo, junto a la cama.
 No se quita el abrigo, ni sus dos gorros. Sabe que, aunque está a resguardo, allí también pasará frío. Su colega, también senegalés, sin papeles y dedicado a la venta ambulante, no puede pagar las facturas desde el confinamiento. No tiene luz en casa. 
 "Él también pasa mucho frío y tampoco tiene muchas mantas, así que yo duermo así… ", dice Mor, señalando su ropa. En casa de su compañero también guarda sus escasas pertenencias. Los manteros de Madrid, que salían adelante de forma austera con la venta de productos en la calle, no han podido levantar cabeza desde marzo debido a las restricciones sanitarias y el aumento del control policial en las calles. 
 Modou, quien le recibirá horas después en su casa, lleva más de tres años en España –el plazo mínimo para regularizarse por la vía del arraigo– pero aún no ha podido obtener sus papeles ante la dificultad de encontrar un trabajo a jornada completa y con contrato indefinido, uno de los requisitos establecidos para conseguir la residencia por esta vía. 
Mor, que solo lleva un año, observa los casos de muchos paisanos con desesperanza: "¿Cómo pueden estar tanto tiempo sin papeles? Si los tuviese sería más productivo para España que estar aquí caminando por la nieve", añade el joven, al que aún le quedan dos años para tener la opción de obtener la documentación a través de uno de los pocos canales abiertos en la Ley de Extranjería para quienes entran al país de manera irregular.
 Nunca es fácil, pero Mor llegó a España en un momento aún más complicado para intentar construir una nueva vida sobre los habituales obstáculos a los que se enfrenta una persona sin papeles. Poco después de su llegada a Madrid, el confinamiento, como a todos, impedía la realización de cursos de inserción laboral durante el tiempo que estuvo acogido por Cruz Roja. 
Una vez en la calle, salir adelante a través de la venta ambulante, una de las pocas opciones de trabajo para las personas en situación irregular, es prácticamente imposible. 
"La situación es casi igual que en marzo. Está siendo muy difícil, la precariedad acabará con ellos", dice Malick Gueye, portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid. 
 Mor señala el roto de su bolsillo izquierdo para ejemplificar la dificultad para encontrar un forma para, como repite una y otra vez, "buscar la vida". "En Navidad, vendía globos brillantes para los niños en Sol. 
Un día vino la policía y, cuando empecé a correr, un agente me agarró de aquí y me lo rompió", describe el senegalés. Toda la mercancía le fue confiscada. "Es imposible, sin papeles no podemos hacer nada…". 
 Desconfianza a los albergues para personas sin hogar Sabe que podría intentar pasar la noche en albergues habilitados por el Ayuntamiento para personas sin hogar. 
Desde la ONG Karibu alertan de que la población en situación irregular se está encontrando en situaciones de "extrema vulnerabilidad" durante la borrasca. "Estamos en contacto con mucha gente que vive en casas sin luz, como en la Cañada, pero en este caso están invisibilizados. 
Sin agua caliente, sin luz... Hay gente que vive en la calle y les hemos pagado hostales para estos días. A muchos les da miedo ir a los recursos para personas sin hogar por si les detienen por no tener papeles... ", alerta Nicole Ndoranga, directora de la organización. "No me gustan esos sitios con mucha gente. Me da miedo que alguien me robe algo o haya problemas", opina Mor. El joven repite una y otra vez a lo largo de la conversación de su temor a acabar "en problemas". 
 Cuando lo dice, se acuerda de su hermano mayor. Ese al que hace décadas que no ve, que también abandonó su país para migrar a Canarias en patera en 2006, durante la anterior crisis migratoria vivida en el Archipiélago. Tiempo después pudo saber que pasó años en la cárcel, pero poco más conoce de su paradero. 
"Desde que he llegado no he parado de buscarlo, pero no lo he encontrado y mi familia me pregunta mucho por él…". En esas llamadas, también le preguntan por su propia vida.
 Responde con evasivas. "Les digo que bien, que vivo en una casa. No les puedo decir que estoy así", dice señalando con sus brazos una plaza completamente blanca por la nieve. 
Frota sus manos de vez en cuando pero no tirita, ni se queja del frío hasta que se le pregunta. 
"Sí, tengo mucho frío", responde antes de acabar con su coletilla habitual: "Pero lo peor está aquí", dice señalando su cabeza. "Muchos problemas para buscar la vida".


Fuente:https://www.eldiario.es/desalambre/paseos-mor-enganar-frio-noches-raso-ciudad-congelada-frio_1_6749593.html

Fatiha Lamsalak.

Un juez obliga por primera vez a vacunar a una anciana pese a la negativa de du hija

El Juzgado de Santiago ha tomado esta decisión a causa de que la mujer presenta una capacidad "muy limitada" desde el punto de vista cognitivo. 



 El Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela ha obligado, por primera vez en España, a vacunar contra la Covid-19 a una anciana, de 84 años, de una residencia de la capital gallega ante la negativa de la hija a que fuese vacunada y dado el grado de deterioro cognitivo de la mujer para tomar una decisión, según recoge un auto al que ha tenido acceso Europa Press.
 Las actuaciones se incoaron el sábado, día 9, cuando este juzgado estaba de guardia y a raíz de la solicitud remitida por el centro residencial para mayores Domus Vi San Lázaro ante la campaña de vacunación de sus residentes, prevista para el día siguiente, y la negativa de la hija de la mujer a que recibiese la vacuna. En su escrito, el centro apuntaba que la anciana presentaba una capacidad "muy limitada" desde el punto de vista cognitivo, algo que el auto ratifica tras recabar el informe forense.
 Este afirma que la mujer "no se halla, por el grado de deterioro cognitivo padecido, en condiciones de participar, siquiera mínimamente, en la decisión que se adopte acerca de la conveniencia de su vacunación". 
 Por ello, y tras escuchar los argumentos de la hija, entre ellos los posibles efectos secundarios, el juez incide en el "riesgo menor" de administrar la vacuna a la anciana, al tiempo que se remite al informe forense sobre la seguridad de las vacunas defendida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
 Argumentos En el auto, el juez rechaza las razones aducidas por la hija, sean "compartidas", indica sobre "la dificultad y la carga de responsabilidad que conlleva la obligación de tener que decidir por otra persona" o no lo sean. "La presión a la que le somete la posición adoptada por sus hermanos y el temor que le infunde la reacción de éstos ante potenciales efectos indeseados de la vacuna", añade sobre otro de los argumentos expuestos por la hija de la anciana. 
 Por el contrario, insiste en que tanto de la comunicación efectuada por la residencia, sobre que la mujer "carece de las facultades precisas para adoptar una decisión consecuente" y que, añade, "ha confirmado la hija", como del informe forense, se evidencia que la anciana no tiene "capacidad" para decidir ella misma. 
 En este contexto, y ante el hecho de que la vacuna se fuese a suministrar al día siguiente, se remite al "beneficio" de poner la vacuna frente al "riesgo mayor" de no hacerlo. 
 "Siendo cierto que el propio hecho de la vacunación supone un riesgo", incide en que el omitirla "también lo conlleva". Asimismo, alude al propio informe forense y a lo establecido por la OMS, al número de víctimas mortales por la pandemia y al hecho de que el "riesgo se incrementa a medida que la administración de la vacuna se demora y el número de contagios aumenta".


Fuente:https://www.elespanol.com/reportajes/20210113/juez-obliga-primera-vacunar-anciana-negativa-santiago/550945336_0.html

Fatiha Lamsalak.

Hasta el 24 de Enero, la prueba PCR no es necesaria para las personas que venga de Marruecos

Las personas que vengan de Marruecos a España no necesitarán presentar PCR negativa hasta el 24 de enero 



Se suspende por el temporal y los problemas en las conexiones, hasta esa fecha, ese requisito que debían presentar todos aquellos que llegaran a nuestro país desde Marruecos. 
 La Embajada de España en Marruecos ha comunicado que hasta el próximo 24 de enero no será necesario que los pasajeros procedentes de Marruecos que se dirijan a España presenten una PCR negativa, tal y como estaba establecido hasta ahora y como seguirá siéndolo a partir del 24 de enero. 
 Esta medida se toma, informa el Ministerio de Sanidad de España, debido al temporal que azota a nuestro país. En relación con la situación creada por el temporal de nieve en España que ha supuesto el retraso/cancelación/reprogramación de vuelos, se comunica que no se requerirá la realización de una nueva PCR a los viajeros afectados que procedan de países de riesgo, informa el Ministerio. Entre esos países de riesgo está incluido Marruecos.
 Con ello, a partir de ya, y hasta el próximo domingo 24 de enero, la medida de presentar una PCR negativa -prueba de coronavirus- queda suspendida, aunque a partir de ese día -salvo aviso previo- volverá a ser necesaria si se viene de Marruecos. 
 Esto afecta tanto a personas que llegan a España desde Marruecos ya sea por barco o por avión, las dos únicas conexiones que hay actualmente entre los dos países, ya que por tierra, a través de la frontera de Ceuta y Melilla, los pasos siguen cerrado.
 En barco, además, el único movimiento de personas que existe es el de los viajes de repatriación, que normalmente se llevan entre Tánger y Algeciras (el próximo será el 15 de enero, con Baleària). 
A esos pasajeros se les obligaba a presentar PCR si querían hacer el viaje, pero ahora hasta el 24 de enero no les será necesario.


Fuente: https://elfarodeceuta.es/personas-vengan-marruecos-no-presentar-pcr-negativa/

Fatiha Lamsalak.

Detrás de una gran mujer, siempre hay un sonado divorcio

Las mujeres que ascienden en su trabajo tienen el doble de posibilidades de divorciarse que el hombre 


Un estudio establece que las mujeres que se llevan más diferencia con su marido o reciben menos ayuda en el hogar son las más propensas a separarse tras un ascenso. 
 Un dicho popular, y machista, asegura que "detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer", aludiendo al trabajo menos visible que hace la esposa en la familia y que permite al marido centrarse únicamente en sus responsabilidades laborales y ascender, promocionar, triunfar.
 Se dispara el número de mujeres saudíes que pide el divorcio en el encierro: un 30% más por poligamía La réplica feminista es que "detrás de una gran mujer, siempre hay un sonado divorcio", en alusión también a las pocas veces en estas décadas que un hombre asume que está por detrás, laboralmente, que su mujer y la ayuda en su promoción y éxito. 
 Ahora, un estudio publicado en la revista de American Economy Association en 2020, apoya con datos esta realidad. La investigación de Olle Folke y Johanna Rickne, tras estudiar cómo los ascensos a puestos altos afectan a la posibilidad de un divorcio, comparando trayectorias de hombres y mujeres, llega a la conclusión de que la promoción en las mujeres duplica las probabilidades de romper su matrimonio, algo que no ocurre en los hombres. 
 De hecho, el estudio no detecta ningún cambio en el estatus matrimonial de los trabajadores hombres recién ascendidos como sí ocurre con ellas. La investigación de los dos analistas suecos se centra en los tres años posteriores al ascenso del trabajador y no sólo en el sector privado , sino también en el público.
 En ese tiempo, un 15% de las trabajadoras promocionadas ya se había divorciado. Y a los ocho años, la ratio llegaba a una de cada cuatro separadas. Además, no todos los tipos de pareja se comportan igual. Folke y Rickne insisten en que la edad y la diferencia salarial son clave en el comportamiento que tuvo la pareja, tras el ascenso de la mujer. De hecho, sus conclusiones son que las separaciones se dan con más frecuencia en aquellas parejas en las que el marido es mucho mayor o que con el ascenso es la mujer la que rompe el modelo habitual de mayor proporción de ingresos por parte del hombre.
 Es decir, cuando ellas llegan a aportar a la familia más del 40% de la renta. En este caso, el estudio advierte de que se sigue manteniendo en la mayoría de los países un modelo laboral y familiar en el que se favorece la promoción de los hombres mientras que las mujeres asumen un mayor porcentaje de trabajo y carga en el hogar y en el cuidado de menores y mayores. 
 Muchas veces, estos ascensos amenazan esta situación y es cuando se produce la ruptura, según se desprende del estudio. Y no sólo por el mayor empoderamiento económico de la mujer, sino también porque se necesita un reajuste del tiempo en la casa que obliga a renegociar los roles que ocupan cada uno en el esquema familiar.
 El estudio también advierte de que las trabajadoras que acaban divorciándose son, precisamente, las que menos ayuda reciben en las tareas familiares por parte de sus maridos o parejas.
 Mientras que las parejas donde hay mayor igualdad de género, tienden a mantenerse unidas durante más tiempo. 


Fuente:https://www.elespanol.com/mujer/actualidad/20210112/mujeres-ascienden-trabajo-doble-posibilidades-divorciarse-hombre/549446138_0.html

Fatiha Lamsalak.

《PARLER》una de las redes sociales minoritarias aconsejada por la extrema derecha

La extrema derecha empuja a sus seguidores hacia redes sociales minoritarias que no vetan la incitación a la violencia 
Vox y el ala dura del PP llaman a unirse a Parler, la red social donde se organizó el asalto al Capitolio y vetada por Google, Apple y Amazon por tolerar los llamamientos a la violencia

 Desde la irrupción de Donald Trump y la estrategia digital de Steve Bannon, la extrema derecha ha hecho de la acusación de "censura" contra las grandes plataformas tecnológicas uno de los ejes centrales de su discurso político. Pese a que el propio expresidente de EEUU reconoció que estas plataformas, especialmente Twitter, fueron claves en su victoria de 2017, casi cada medida de las multinacionales digitales para impedir la desinformación, el discurso del odio o las incitaciones a la violencia en sus redes ha sido denunciada por Trump y otros líderes internacionales de su espectro político como un ataque a las libertades. Para librarse de esa "censura", la extrema derecha empuja a sus seguidores hacia plataformas alternativas y con menos medidas de moderación de contenidos. 
En España el gran ejemplo de esta estrategia ocurrió en abril, cuando WhatsApp anunció que limitaría los reenvíos masivos de mensajes para reducir el alcance de la desinformación, así como un acuerdo con varios medios independientes de verificación de datos. Vox lo utilizó para promover un bulo que acusaba a WhatsApp de censura y de vigilar "qué contenido es nocivo para el discurso público afín a PSOE-Podemos". 

La formación pidió a sus seguidores que se pasaran a Telegram, donde su canal pasó de 15.000 a 40.000 seguidores en tres días. 
Nueve meses después suma unos 52.000. Además de ser una de las principales alternativas a las grandes tecnológicas y permitir canales que emplean medios de comunicación, Telegram también es conocida por ser mucho más permisiva con el contenido extremo o las incitaciones a la violencia. 
Grupos neonazis utilizaron esta red para jalear los disturbios negacionistas de finales de octubre y es uno de los principales focos de las teorías de la conspiración sobre el coronavirus. Esta estrategia ha explotado en los últimos días.

El asalto al Capitolio del 6 de enero que acabó con cuatro manifestantes pro-Trump y un policía muertos, 16 agentes heridos y más de medio centenar de detenidos provocó que Facebook y Twitter suspendieran las cuentas de Trump por incitar y justificar esos actos violentos. 
La decisión ha producido una nueva y potente munición para este discurso de "censura" empleado por la extrema derecha de uno y otro lado del Atlántico. En esta ocasión, la petición de Vox, al que se han unido algunos miembros del PP y Ciudadanos, ha sido animar a sus seguidores a abandonar Facebook y Twitter y pasarse a Parler, la red social donde se organizó y planeó el ataque de Washington. 
 En EEUU, la base de usuarios de Parler ha crecido en los últimos meses gracias a este tipo de llamamientos. Se ha convertido en el refugio preferido de líderes de opinión de extrema derecha cuyas cuentas en las redes sociales principales han sido suspendidas por publicar amenazas de muerte, discursos de odio, mensajes contra las minorías o bulos ya desmentidos. 


Una de ellas es, por ejemplo, InfoWars, una web famosa entre otras cosas por mentir diciendo que los niños asesinados en tiroteos escolares son actores pagados por el gobierno o que las Fuerzas Armadas están contaminando el agua para volver gays a los estadounidenses. En los últimos días, desde Parler se había lanzado otra convocatoria que llamaba a los "patriotas" de EEUU a marchar armados sobre la capital el próximo 19 de enero, durante la toma de posesión de Joe Biden, recogieron medios estadounidenses como Buzzfeed. Un usuario de Parler comenta un meme con una foto del asalto al Capitolio y el mensaje "La violencia funciona. Hagamos que sientan miedo". Entre los políticos españoles que han abierto cuentas en Parler en los últimos días y lo han promocionado entre sus seguidores está la dirección de Vox, con Santiago Abascal o Javier Ortega Smith a la cabeza. 
En el PP les han emulado Beatriz Fanjul, diputada en el Congreso, así como Javier Puente, senador por Cantabria. En Ciudadanos no han querido ser menos Toni Cantó, su coordinador en la Comunitat Valenciana. 
Antes también se había unido Juan Carlos Girauta, exportavoz del partido naranja en el Congreso, muy crítico con la deriva de la actual dirección. Influencers de la extrema derecha digital como Luis Pérez, conocido en las redes como Alvise, también han recomendado mudarse a Parler. 
 Sin embargo, los llamamientos han terminado siendo infructuosos. En este momento Parler es inaccesible debido al veto de Google, Apple y Amazon. Las tres compañías alegan que esta nueva red social no reaccionó para impedir que se usara su plataforma para convocar los disturbios pro-Trump que acabaron con varios muertos y heridos. 
Tampoco confían en los mecanismos de moderación de contenidos para evitar este tipo de incitaciones a la violencia o el discurso de odio en la plataforma, basados en voluntarios. 
 "Estamos al tanto de las continuas publicaciones en la aplicación Parler que buscan incitar a la violencia en los EEUU", explica una portavoz de Google en un comunicado enviado a elDiario.es. "Nuestras políticas requieren que las aplicaciones que muestran contenido generado por el usuario tengan políticas de moderación para eliminar el contenido ofensivo, como las publicaciones que incitan a la violencia. Todos los desarrolladores están de acuerdo con estos términos y se los hemos recordado a Parler en los últimos meses". 
 El veto digital contra la red social que Abascal, Fanjul o Girauta recomiendan a sus seguidores es completo. Google y Apple anuncian que no permitirán que la app de Parler se descargue en sus teléfonos mientras no ponga en marcha sistemas de moderación "sólidos", mientras que Amazon ha cancelado su contrato para alojar sus bases de datos, lo que también impide que se pueda usar a través de su página web desde este domingo.
 "Existe la posibilidad de que Parler no esté disponible en Internet durante una semana mientras la reconstruimos desde cero", reconoció su fundador poco antes de que Amazon la sacara de sus servidores y pasara a estar inactiva. "Parler es lo más cercano a la competencia que Facebook o Twitter han visto en muchos años. 
Creo que Amazon, Google y Apple se han unido para intentar asegurarse de que no tengan competencia", añadió. 
Aunque su base de usuarios se multiplicó en las últimas semanas –especialmente desde la derrota de Trump– las cifras más optimistas cifran los usuarios totales de Parler en torno a unos 10 millones. Twitter, a quien más se asimila en funcionalidades, tiene unos 330. Facebook, unos 2.500. 
 Gab y los mensajes de un terrorista Parler no es el único nicho que ha encontrado la extrema derecha para difundir mensajes de odio sin cortapisas. Antes de que Parler tomará velocidad como escenario de conspiraciones y lamentos entre los seguidores de Trump tras su derrota en las elecciones, ese rol lo desempeñaba Gab, que también es promocionada por Vox. Como Parler, es una copia de Twitter cuyo negocio creció atrayendo una comunidad de usuarios ultras rebotados de otras redes, incluidos neonazis y todo tipo de grupos que difunden mensajes racistas, machistas, antimusulmanes o antisemitas. 
 Gab también se vio abocada al cierre por su estrecha relación con los llamamientos a la violencia. El terrorista que asesinó a 11 personas en una sinagoga de Pittsburg (Pensilvania, EEUU) en octubre de 2018 anunció sus intenciones durante semanas en Gab, donde también publicó sus últimas soflamas antes del ataque. 
La red social no eliminó ninguno de sus mensajes hasta después de los hechos. 
La polémica generada y la retirada del apoyo de terceros, especialmente de Paypal, la obligó a cerrar el servicio durante varios meses. 
 No obstante, a principios de 2019 volvió a la actividad, consiguiendo sus ingresos a partir de criptomonedas.
 El veto de las tecnológicas contra Parler le ha servido para volver a recoger a aquellos que buscan eludir la "censura": según su fundador, este domingo sumó unos 600.000 nuevos usuarios.


Fuente:https://www.eldiario.es/tecnologia/extrema-derecha-empuja-seguidores-redes-sociales-minoritarias-controles_1_6741708.html

Fatiha Lamsalak.